domingo, 6 de enero de 2013

[COMUNICADO] de PAH Guadalajara por la acción #TomaBBVA y #TodosconMaría del 4 de enero de 2013. #MaríaNoEstaSola


No, MARÍA NO ESTÁ SOLA… ni lo va a estar nunca, tiene a medio país con ella, a medio mundo, a toda la razón, a toda la dignidad.

La PAH de Guadalajara agradece inmensamente el apoyo inmenso de todas las que nos ayudaron. Las que estuvieron dentro y las que estuvieron fuera, los que estuvieron en esta ciudad y los que estuvieron en otras, las que estuvieron gritando en la calle y los que gritaban a través de un ordenador. Agradece especialmente a las compañeras de la PAH de Madrid, Chema y Tatiana, el saber regalarse a ellas mismas con total generosidad.
La PAH de Guadalajara decidió volver a ocupar una sucursal del BBVA de esta ciudad, por nuestro profundo compromiso con la responsabilidad, porque ser responsables es estar con los desahuciados, luchar por las excluidas, ocupar las “sucursales del poder” vacías de humanidad. Para decirles que María no está sola, que todo su poder, su dinero, sus medios de comunicación, sus leyes y su policía, solo hacen más evidente la profunda estulticia de este sistema, la profunda soledad de sus guardianes.

La PAH de Guadalajara decidió volver a ocupar una sucursal del BBVA de esta ciudad, para que aprendamos a sobreponernos al miedo de su represión. Para decirles, aunque no lo entenderán jamás, que creamos inteligencia colectiva, popular, que acaba inhabilitando sus estrategias represoras.

La PAH de Guadalajara decidió volver a ocupar una sucursal del BBVA de esta ciudad para recordarles que nosotras, cada día, somos más, que ellos no se tienen ni a sí mismos, que son muñecos huecos descarnados, maquinaria polvorienta, cascos, porras y guantes negros, placas de identificación ocultas en negras vergüenzas, violencia, miradas vacías e irresponsabilidad, una profunda irresponsabilidad de la que algún día se les pedirá cuentas. La PAH de Guadalajara pudo constatar que ningún policía era capaz de mantener la mirada de María, una simple mirada.

Hoy todavía, si uno se acerca a la sucursal ocupada puede percibir, oler, que fue durante unas horas un lugar liberado. Liberado para todos, pero sobre todo liberado para ellas, para María y su hijo.

La propaganda poderosa y cansina del BBVA dice que garantizó en marzo el derecho vitalicio para que María permanezca en su vivienda. Sin embargo sólo propuso un usufructo – con condiciones – para ella. No asegura una solución habitacional para su hijo – desposeído de su vivienda por la entidad – que es el anhelo fundamental de María. Su desvergüenza es tal que asegura que no hay ningún proceso de lanzamiento; ¡porque todavía no ha llegado! ¿Acaso el BBVA ha paralizado el proceso de ejecución?

Nosotras, en realidad, durante las más de doce horas de ocupación, vivimos la negativa rotunda a proponer soluciones a los afectados, el desprecio hacia esta Plataforma por parte de los asesores jurídicos que no se dignan, ni siquiera, a considerarnos como interlocutores. Su empeño en tratarnos como clientes de banco a pesar de recordarles, una y otra vez, que María, como afectada activa de esta Plataforma, no se presenta ante ellos como usuaria bancaria, ocupa la entidad como luchadora que exige la restitución del daño cometido a ella y a la sociedad.

Por todo ello, la PAH de Guadalajara, quiere reiterar a los hombres y mujeres de cuellos duros y a sus policías que, por supuesto, VOLVEREMOS, porque somos profundamente responsables.


Ánimo María. Ánimo Pedro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada